24 de septiembre de 2009

Pistacho

Pocos colores son más veraniegos que el verde pistacho. Y en mi última salida a comprar telas, encontré dos generos de ese color: uno liso y otro con cuadritos blancos. Ambos me hicieron ojitos así es que no me quedó otra que comprarlos.

Quería hacerle a la Fran una polera manga corta porque me di cuenta de que todo lo que le había hecho hasta ahora para el verano era sin mangas. Elegí un molde Simplicity bien lindo, ancho y con canesú para aprovechar los dos géneros. El único problema es que tenía cierre atrás, lo que no siempre es práctico para una niña porque significa que va a necesitar ayuda para ponerse y sacarse la polera. Pero qué más da. Acá siempre hay alguien dispuesto a ayudar.


En un momento dudé en ponerle las mangas, porque se veía muy bien así, sin nada. Por eso las hilvané primero para ver cómo quedaban y al final terminaron por convencerme.

El molde sugería poner cuatro botones de adorno en el canesú. Ya los había comprado y todo, pero finalmente decidí no ponerlos.


También iba a hacer una falda que le combinara a la polera, pero revisando la ropa que ya tiene la Fran me di cuenta de que hay algunas que ya le combinan. Así puedo aprovechar el resto del género para otra cosa (tal vez un vestido) y empiezo a usar más de los que tengo guardados. Es que así como voy me voy a quedar sin plata y sin clóset para guardarlos. ¡Auxilio!

1 comentario:

  1. Yo le pongo 5 estrellas. Muy bonito.
    Mis felicitaciones.

    ResponderEliminar